domingo, 4 de mayo de 2008

Un lugar en el mundo



Acabo de llegar de Menorca con Paula. Es su lugar en el mundo. Allí siente que se reconcilia con todo. Me gusta conocer y compartir estos lugares-medicina con los amigos, es una forma de conocerlos mejor y, por lo tanto, de quererlos más. No hemos hecho nada especial: dejar pasar el tiempo, escuchar el mar, leer a Eduardo Mendoza y partirse de risa, beber coronitas, comprar bikinis y unos puzzles para Anita...carpe diem.

De Benás llegan buenas noticias, ya estamos poniendo el suelo de piedra de EL ESTUDIET, ahora hay que empezar con la carpintería y seguimos peleando con el acero corten para la puerta exterior. No hace falta decir que este es mi lugar en el mundo.

1 comentario:

JC dijo...

Hoy, por fin, me animo.

Sólo para desear mucho éxito al sueño... que ya está tan cerca de realizarse.

Con sana envidia sigo sus avances en este blog y así, de alguna manera, me siento partícipe.

¡¡¡Felicidades!!!